Ser amable se siente bien

Si quieres vivir ligero, intenta ser más amable. Con las personas que te rodean, con las circunstancias, contigo mismo. La amabilidad se siente bien, la rudeza se siente áspera, rígida, pesada. Amabilidad es soltar, lo contrario es aferrarse. ¿Alguien no te cae bien? Suelta, aligérate, sé amable ¿Las circunstancias no son las ideales? Acepta, aliviánate,Sigue leyendo “Ser amable se siente bien”

¿Qué valor estás aportando?

Una pregunta que los minimalistas nos hacemos para simplificar es: ¿Esto aporta valor a mi vida? A través de este cuestionamiento evaluamos qué debemos conservar o eliminar. Sin embargo, creo que también deberíamos usar esta pregunta de otra manera: ¿Qué valor estoy aportando yo a la vida de los demás? Recuerda que el minimalismo noSigue leyendo “¿Qué valor estás aportando?”

Amor minimalista

Las relaciones son complicadas, pero ¿realmente tienen que ser así? Si el minimalismo tiene la capacidad de ayudarnos a simplificar nuestras pertenencias o nuestro consumo, creo que también puede ayudarnos a simplificar nuestras relaciones. ¿Cómo podemos cultivar relaciones más simples, pero al mismo tiempo más significativas? ¿Cómo podemos crear una relación de amor minimalista? QuizáSigue leyendo “Amor minimalista”

El sistema quiere que odies tu cuerpo

El sistema quiere que odies tu cuerpo El sistema quiere que odies tu complexión, tu cara y tu cabello El sistema quiere que odies cómo se te ve la ropa El sistema quiere que odies tus arrugas, tus canas, tu calvicie El sistema quiere que odies la idea de envejecer El sistema quiere que anhelesSigue leyendo “El sistema quiere que odies tu cuerpo”

A veces siento que soy un fraude

A veces siento que no soy bueno en lo que hago, que no soy suficientemente talentoso ni exitoso, que soy pésimo tratando mejorar mis hábitos, que estoy muy lejos de ser la persona que quisiera ser. Pero creo que no soy el único. De hecho, creo que hasta la persona más exitosa se siente así enSigue leyendo “A veces siento que soy un fraude”

Decidir desde el amor

Muchas veces, cuando no sé qué hacer frente a una situación, dejo que el amor decida por mí. Me refiero a elegir la opción más amorosa. La que nace de la intuición. La que va encaminada hacia un verdadero bienestar (mío y de los demás). ¿Irme o quedarme? ¿Tiempo o dinero? ¿Hablar o escuchar? ¿Echar laSigue leyendo “Decidir desde el amor”