Si Peña Nieto fuera minimalista…

Peña Nieto Minimalista.jpg

Si nuestro presidente, su gabinete y todos los políticos mexicanos fueran minimalistas, tal vez tendríamos un mejor gobierno en nuestro país.

Sé que esta afirmación es exagerada y hasta un poco chusca, pero creo que tengo un punto.

Para explicarlo, primero debo aclarar dos cosas:

1. Cuando hablo de minimalismo, no me refiero únicamente a tener una casa con pocas pertenencias. Sino a una forma de vivir y de pensar que consiste en entender que la realización personal no está en el dinero, ni en la acumulación de bienes materiales.

2. Mi hipótesis se apoya en la creencia de que el problema principal del gobierno mexicano es la corrupción.

Habiendo aclarado esto, considero válido creer que si tuviéramos un gobierno integrado por personas que han aprendido a vivir satisfechas con lo suficiente y que por ende, no están empeñadas en buscar más y más riqueza, tendríamos un gobierno más noble, más generoso  y más enfocado encontrar satisfacción y significado en realizar un trabajo tan bello como ayudar a tu propio país a convertirse en un mejor lugar para vivir.

Entonces, si Peña fuera minimalista:

1. Se bajaría el sueldo, pues se daría cuenta que no se necesita tanto para vivir feliz. ¿Para qué quiero más dinero? – diría Enrique

2. Se mudaría a una casa pequeña y convertiría Los Pinos en una casa hogar o en lo que él considere más adecuado.

3. En su clóset sólo guardaría unos cuantos trajes, camisas blancas, sus corbatas favoritas y algo de ropa cómoda. Nada de excesos.

4. Tendría una mente ordenada y tranquila que le permitiría tomar mejores decisiones en su trabajo (y por ende para nuestro país)

5. Inspiraría a su gabinete y a todo el país, a vivir un estilo de vida sencillo. pero lleno de paz y satisfacción.

Sé que es un sueño guajiro. Pero también tengo fe en que, si todos empezamos a hacer un cambio de mentalidad y empezamos a notar las cosas buenas que tenemos y dejamos de enfocarnos en consumir, acumular y tener más, poco a poco podemos empezar un movimiento que, quizás algún día llegue a impactar a nuestros gobernantes.

Claro, hay que exigir, hay que denunciar, hay que ponernos de pie y alzar la voz (a México le urge) Pero también podemos comenzar a hacer cambios nosotros mismos.

¡Podcast minimal!

podcast minimal.jpg

A partir de hoy, La vida minimal también podrá ser escuchada.

He decidido crear un Podcast con el objetivo de poder compartir mis pensamientos y experiencias de manera hablada y también para poder entrevistar a otras personas que llevan un estilo de vida minimalista o que tienen cierta experiencia en temas relacionados con tener una vida más simple y feliz.

Por ahora sólo están disponibles 3 episodios, pero ya estoy preparando nuevas entrevistas que podrán escuchar muy pronto.

Les recomiendo escuchar primero el Episodio 1 y después los demás.

¡Espero los disfruten tanto como yo los disfruté haciéndolos!

Un agradecimiento especial a Nicole Fuentes y a Anita Hernández quienes fueron las primeras entrevistadas.

Pueden escucharlos en:
Soundcloud o iVoox

¿Qué NO es minimalismo?

qué no es.jpg

Es probable que pienses que el minimalismo DEBE ser de tal o cual manera. Pero ponerle reglas y etiquetas a esta filosofía, es ir en contra de la misma.

El objetivo del minimalismo es darle sentido a nuestra vida. Y como cada vida es diferente, cada quien vivirá el minimalismo de manera diferente.

Sin embargo, creo que puede ser valioso compartir lo que -desde mi punto de vista- NO es minimalismo:

No es un estilo de decoración

Aunque el término nace del arte y la arquitectura, debemos entender que el minimalismo como filosofía de vida poco tiene que ver con tener una casa con paredes blancas y muebles de diseño. Tu casa puede lucir como gustes, siempre y cuando te sientas cómodo y feliz de habitar en ella.

No es vivir con 100 cosas

Algunos piensan que para ser minimalista debes tirar todo a la basura y quedarte con el mínimo de pertenencias. Aunque esto es posible, no es necesario para llevar una estilo de vida minimalista. Puedes tener la cantidad de pertenencias que quieras, siempre y cuando cada una de ellas tenga una verdadera razón para estar ahí.

No es dejar de comprar

Puedes ser minimalista y aún así seguir comprando cosas. La único que esta filosofía nos pide es cuestionar nuestros hábitos de consumo y evitar comprar por impulso. Puedes comprar un nuevo suéter, una nueva computadora o lo que quieras, mientras lo hagas de manera consciente, y verificando que tu compra realmente aporte algo positivo a tu vida.

No es una moda

Es cierto que el minimalismo ha tenido un auge en los últimos años (y confieso que yo lo adopté gracias a este auge). Sin embargo, considero importante aclarar que no se trata de una moda pasajera. La filosofía detrás del minimalismo lleva siglos de existencia y nace del Budismo. Además, a diferencia de otras tendencias, pienso que el minimalismo es algo que, una vez que lo adoptas, es casi imposible dar un paso atrás, simplemente porque vivir con esta filosofía se siente increíblemente bien.

No es un sacrificio

Muchas personas encuentran difícil desprenderse de objetos de valor sentimental o sienten que abandonar sus hábitos de consumo es imposible. El minimalismo para nada debe ser algo que nos haga sentir mal. Si piensas que el minimalismo no es para ti, seguramente es porque lo ves como un sacrificio, pero creo que adoptarlo poco a poco y a tu propio ritmo te ayudará a que cada vez te resulte más fácil vivir bajo esta filosofía.

10 retos minimalistas que puedes hacer hoy mismo

CHALLENGE ACCEPTED BARNEY BLACK AND WHITE.gif

Para empezar un estilo de vida minimalista, basta con dar un primer paso.  A continuación te dejo 10 pequeños retos que puedes hoy mismo.

Aunque el minimalismo no se trata únicamente de vivir con pocas pertenencias, darte cuenta que guardas muchas cosas que no usas (ni usarás) es una buena forma de empezar.

Elige uno de estos retos y ponlo en práctica hoy mismo.

1. Dile adiós a una prenda
Ve a tu clóset y busca una prenda que no te hayas puesto en los últimos 6 meses. ¡Déjala ir! Puedes donarla o regalarla a alguien que la quiera. Puntos extra si te deshaces de más de una.

2. Deshazte de un utensilio de cocina
Revisa tu cocina y encuentra un utensilio que no uses. Tal vez tengas demasiadas espátulas o hasta una licuadora que nunca utilizas. Deshazte de ese objeto. Entre más espacio ocupe, mejor.

3. Regala un libro, disco o película
Échale un vistazo a tu colección y elige un libro, disco o película que no te interese tener. Regálaselo a un amigo o a algún extraño. Si nadie lo quiere, déjalo en algún parque con una nota que diga “para el que lo quiera”.

4. Jubila un par de zapatos
Todos tenemos ese para de zapatos que rara vez usamos. Ve a tu clóset y elige un par de zapatos de los que puedas deshacerte. Déjalos junto al bote la próxima vez que saques la basura, seguro a alguien le servirán más que a ti.

5. Depura tu bolsa o tu cartera
Saca todas las cosas que tienes en tu bolso o tu cartera y vuélvelas a meter una por una. Descarta todo lo que no necesites traer contigo y quédate únicamente con lo esencial.

6. Simplifica un espacio
Elige un espacio de tu casa (un cajón, un librero, un buró) y asegúrate de dejar sólo lo que pertenece a ese espacio. Lo demás, re-ubícalo o deshazte de él.

7. Ignora tu celular por una hora
Pon tu teléfono en un lugar donde no lo tengas a la vista. Intenta no revisarlo durante una hora entera. Limítate a únicamente contestarlo en caso de que recibas una llamada importante. Si sientes urgencia de revisarlo, pon atención a la necesidad y analiza de dónde viene.

8. Borra a un contacto de Facebook
Casi todos tenemos ese contacto en Facebook que entra en la categoría de “no sé por qué lo agregué / no me interesa su vida”. Localiza uno y elimínalo. *Si todos tus contactos son importantes para ti, omite este reto.

9. Renuncia a algo que deseas comprar
¿Qué tan larga es tu wishlist? Haz una lista de las cosas que quieres comprar próximamente y renuncia a una de ellas. Intenta responder a la pregunta: ¿qué pasaría si no lo compro?

10.  Deja ir algo con valor sentimental
Conservar cosas de valor sentimental es importante para todos. Sin embargo, aprender a desprendernos del significado que le damos a los objetos puede ayudarnos a vivir con menos apegos. Busca algo que con valor sentimental y déjalo ir, aceptando que el recuerdo no está en el objeto sino en tu memoria.

¿Qué te obsesiona? Descúbrelo en 5 minutos

Obsesión ART.jpg

Nuestra mente se obsesiona todo el tiempo. Puede ser con un tema laboral, con una relación personal, con las opiniones de alguien, con un pendiente, con una idea o lo que sea.

Estas obsesiones suelen perseguirnos a todos lados, robándose nuestra atención y distrayéndonos del momento presente. El problema es que estas obsesiones no siempre saltan a simple vista.

He aquí un ejercicio de 5 minutos que puede ayudarte a descubrir tu obsesión actual:

-Busca un lugar donde puedas estar en silencio y sin distracciones
-Siéntate con la espalda recta (puede ser en el suelo o en una silla)
-Pon una alarma para que suene dentro de 5 minutos
-Cierra los ojos y trata de concentrarte únicamente en tu respiración
-No modifiques tu respiración, sólo préstale atención, dándote cuenta que estás respirando
-Notarás que tu mente empezará a distraerse, pensando en cualquier cosa
-Cuando observes que te estás distrayendo, regresa a tu respiración
-Tu mente volverá a distraerse una y otra vez

Presta atención a lo siguiente:

¿Tu mente se está distrayendo con un tema en particular?
¿Notas algún pensamiento recurrente?
¿Existe alguna relación entre los temas que empezaron brotar?

Es probable que al observar tus pensamientos, descubras un tema que se repite. ¡Esa es tu obsesión actual!

¿Y ahora qué? No lo sé, depende mucho de ti y de lo que hayas encontrado. Tal vez descubriste un tema que debes resolver o simplemente superar. Quizás tu obsesión sea un tema que no puedes controlar y debes aprender a aceptarlo tal cual es.

Muchas veces, vivimos tan a prisa y tan distraídos, que no escuchamos nuestros pensamientos. Y es ahí donde están muchos de nuestros problemas y también muchas de nuestras soluciones.

Minimalismo para una época de crisis

MNML época de crisis.jpg

Estamos viviendo una crisis en todos los sentidos: económica, ecológica, social y de salud.

El dinero no nos alcanza como quisiéramos, los índices de contaminación van en aumento y el estrés se ha convertido en una epidemia causante de graves problemas de salud.

Si bien, el minimalismo no es la solución absoluta a estos problemas, sí es una herramienta que puede ayudarnos, no sólo a “sobrevivir” a la crisis, sino a mejorar nuestra situación en un nivel colectivo.

Como sociedad, estamos acostumbrados a buscar siempre más. Las empresas quieren producir y vender más, y las personas queremos consumir y tener más. El problema es que nos estamos llevando de encuentro a nuestro bienestar.

Tal vez, la respuesta está en des-acelerarnos un poco, y aprender a encontrar paz, felicidad y satisfacción en tener menos, prestando atención a las cosas verdaderamente importantes.

Estas son algunas ideas de cómo el minimalismo puede ayudarnos en época de crisis:

Minimalismo para gastar menos

Para ser felices necesitamos MUY poco. Muchas de las cosas que compramos en realidad son innecesarias y cumplen una función emocional. Como dice la famosa frase: “Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente a la que no le importamos”. Adoptar el minimalismo como estilo de vida, nos ayuda a encontrar satisfacción y significado en las cosas que no cuestan.

Minimalismo para contaminar menos

Piensa en toda la contaminación que se genera por el consumismo: tráfico, basura, desperdicios y hasta contaminación sonora. Compramos productos que dentro de poco tiempo se convierten en desechos. ¿Qué pasaría si redujéramos un poco el consumo? Algunos dirían que el sistema económico colapsaría, pero yo no estoy seguro de eso. De lo que sí estoy seguro es que nuestro planeta y nuestros pulmones lo agradecerían muchísimo.

Minimalismo para reducir el estrés

Vivimos estresados, cansados y absorbidos por un trabajo que parece nunca terminar. Nuestros días empiezan y terminan con muy poco tiempo para dedicarle a lo que amamos. Este ritmo de vida es consecuencia de una sociedad que piensa que debemos trabajar más, para tener más; pero que nunca está satisfecha. Quizás el minimalismo puede ser una respuesta a esto. ¿Qué tal si trabajamos menos y vivimos más, entendiendo que no necesitamos tantas cosas?

Minimalismo para ser más compasivos

Cuando nos liberamos de todo lo que no necesitamos, nuestra vida empieza a transformarse. El minimalismo nos regala un espacio muy valioso que nos ayuda a entendernos mejor a nosotros mismos, y por ende a los demás. Tener una mente tranquila y un corazón que desea bienestar a todos los seres vivos, es esencial para una época de crisis. En mi caso, el minimalismo ha sido una herramienta que me ha ayudado a desarrollar estas fortalezas que, considero, me hacen mejor habitante de este mundo.

Qué es el minimalismo y cómo implementarlo en tu vida

Minimalismo básico.jpg

El minimalismo es un estilo de vida que consiste eliminar o reducir las cosas (materiales y no materiales) que no aportan un verdadero valor a nuestra felicidad, para centrarnos en aquellas que sí lo hacen.

“Minimalismo es hacer espacio para las cosas importantes”

Es una contrapropuesta a la cultura moderna, la cual está acostumbrada a siempre hacer y tener más, pagando como costo una vida llena de estrés, ansiedad e insatisfacción.

La filosofía del minimalismo nos invita enfocar nuestro tiempo, espacio y atención en las cosas más importantes para nosotros, eliminando cualquier tipo de saturación o distracción.

Practicar el minimalismo puede ayudarnos a tener una vida más tranquila, más ordenada, más satisfactoria, con más libertad financiera y más tiempo libre para hacer las cosas que amamos. El minimalismo también nos ayuda a construir un mundo mejor, pues ser minimalista implica contaminar menos, ser menos egoísta y más generoso.

El minimalismo no tiene reglas ni pasos a seguir. Cada quien puede adoptarlo a su manera y a su ritmo, dependiendo de su contexto y su personalidad.

A continuación te comparto una guía muy básica sobre cómo implementar el minimalismo en tu vida.

1. Depura y evita acumular

Intenta deshacerte de todo lo que no necesitas o no te hace feliz tener. Procura quedarte únicamente con las cosas que tienen una verdadera razón para estar ahí. Evita acumular pertenencias innecesarias, rompe con la costumbre de “guardar por guardar”. Trata de mantener tus espacios ordenados y libres de objetos inservibles. Empieza por un cajón o un clóset.

2. Aprende a dejar ir

El valor sentimental que le ponemos a los objetos es una de las principales razones por las que acumulamos tanto. Estamos acostumbrados a conservar pertenencias porque las asociamos a un recuerdo o un sentimiento. Esto es normal, y no significa que debas tirar todas esas cosas. Sin embargo, es importante que aprendas a dejar ir, tomando en cuenta que el verdadero valor está dentro de nosotros y no en el objeto físico.

3. Consume con consciencia

Evita comprar cosas que no necesitas realmente. Vivimos en una sociedad consumista y llena de publicidad. Muchas veces compramos por impulso, sin detenernos a pensar la verdadera razón detrás de nuestras compras. Hazte el hábito de preguntarte “¿por qué quiero comprar esto?” y aprende a conocer mejor tus hábitos de consumo.

4. Cuestiona tu agenda

Vivimos saturados de actividades y compromisos, con muy poco tiempo para dedicarle a las cosas importantes. Analiza tu agenda y trata de identificar si le estás dedicando tiempo a algo que no suma verdadero valor a tu vida. Revisa si puedes eliminar alguna actividad irrelevante para ti.

5. Define tus prioridades

Muchas veces perdemos el rumbo de nuestra vida enfocándonos en cosas que no construyen sobre nuestra felicidad. Tómate unos minutos para hacer una lista de tus prioridades generales: ¿qué es lo más importante para ti? ¿qué necesitas para ser feliz? Te darás cuenta que lo más valioso está justo frente a ti y probablemente no lo estás valorando. Trata de vivir en función de estas prioridades y te darás cuenta que en realidad es muy poco lo que necesitas para ser feliz.

Atrévete a poner en práctica el minimalismo. Te aseguro (por experiencia propia) que será una de las mejores decisiones que jamás hayas tomado.

Planes para el 2017

IMG_20161219_222612.jpg

Este es el último post del año, y la idea es contarles un poco lo que viene para el 2017.

Cuando inicié este blog hace un par de meses, no imaginé el impacto que tendría. Lo leen más personas de las que pensé, despertando un gran interés en el minimalismo. Amigos y conocidos me han escrito para decirme que han puesto en práctica algunos consejos que aquí he compartido y eso me hace sentir muy contento y satisfecho.

Me he dado cuenta que, a pesar de que el minimalismo no es nuevo y existen muchísimos blogs que hablan al respecto, aún se puede llegar a más personas.

Hoy más que nunca estoy seguro de lo importante que es divulgarlo y contagiarlo. En verdad creo que si todos dejamos de enfocarnos tanto en lo material y empezamos a poner nuestra atención en las cosas que realmente importan, este mundo puede ser un mejor lugar para vivir.

Es por eso que el 2017 viene recargado y más en serio. A parir de enero, La vida minimal cobrará más vida.

– Lanzaré “El Podcast Minimal” donde entrevistaré a expertos en temas relacionados con el minimalismo y el mindfulness, así como a personas normales que han decidido poner en práctica estas herramientas.

– Organizaré algunas pláticas presenciales con grupos pequeños, con el objetivo de compartir dudas y experiencias sobre el minimalismo y otras herramientas afines. La intención es crear una comunidad de minimalistas que nos ayuden a propagar este estilo de vida.

– Estaré publicando un poco más seguido y con nuevos formatos que ayuden a que el contenido sea más digerible y amigable.

– Procuraré tener más interacción con los lectores a través de preguntas y respuestas que estaré publicando aquí mismo.

Me interesa mucho recibir dudas y comentarios de las personas que por casualidad han llegado a La vida minimal.

Si tienes algún tema del que quieres que escriba o si quieres estar al pendiente de las próximas actividades, escríbeme a pedrocampos@gmail.com

Agradezco a todos los que se han tomado el tiempo de leer el blog, a los que lo han compartido y a los que han decidido adoptar el minimalismo en mayor o menor medida.

¡Nos vemos en el 2017!

Felicidad: un concepto que hemos sobrecomplicado

minimalismo felicidad sopa iphone.jpgLa felicidad es tan simple, que nos hemos empeñado en sobrecomplicarla. Le hemos agregado deseos, necesidades materiales y comparaciones sociales, que lo único que hacen es distraernos del objetivo inicial: ser felices.

Pienso que esta sobrecomplicación de la felicidad es la causa de muchos de nuestros problemas. Es la razón por la que trabajamos tanto, por la que consumimos tanto, por la que hay tanto tráfico y tanta contaminación. Es la razón por la que tenemos deudas, estrés y poco tiempo para las personas que amamos. Es la razón por la que hay guerra, violencia e injusticias.

No es fácil desprendernos de todo lo que erróneamente creemos que necesitamos para ser felices, pues significa luchar contra siglos de paradigmas aprendidos, contra una sociedad manipulada por el consumismo y contra nuestro propio ego.

Quedarnos con la felicidad más pura implica cambiar muchos de nuestros hábitos y puede ser más difícil para unos que para otros. Sin embargo, creo que el primer paso es observarlo, darnos cuenta de cómo hemos sobrecomplicado la felicidad. Y empezar desde ahí.

Quizás es tan sencillo como recordar que para ser felices basta con disfrutar un plato de sopa caliente, sin necesidad de complicarnos la vida tratando de conseguir más y más cosas que no necesitamos realmente.

Para hacer cambios podemos apoyarnos en herramientas como el minimalismo, la gratitud, la compasión y el mindfulness. Estas herramientas son ideales para ayudarnos a conocernos mejor y encontrar un camino más verdadero hacia la meta más básica y sencilla de todas: ser felices.

7 consejos para mi hermana (sobre minimalismo)

IMG_20161201_183314.jpg

El minimalismo es una filosofía que ha traído muchos beneficios a mi vida. Es por eso que me gusta compartirla con otras personas, sobre todo con las que más amo.

Próximamente mi hermana menor se mudará a un departamento con su novio. Para ellos, escribí estos 7 consejos sobre minimalismo que espero puedan serviles en esta nueva etapa.

1. Llévense únicamente lo que van a usar

Consejo:  Aprovechen la mudanza para hacer un filtro de las cosas que tienen. Se darán cuenta que guardan muchas pertenencias que no usan, ni usarán. Llévense sólo las que realmente van a necesitar. Lo demás dónenlo, véndanlo o tírenlo.

Beneficio: Tendrán una casa libre de excesos. Esto les ayudará a tener más espacio, más orden y, aunque no lo crean, más libertad y paz mental.

2. No compren cosas de más

Consejo: Eviten dejarse llevar por la emoción a la hora de comprar. Las compras impulsivas pueden hacerles gastar dinero de más. Compren poco a poco y asegúrense de que todo lo que adquieran sean cosas que realmente van a utilizar. (También pueden leer este post)

Beneficio: Se pueden ahorrar mucho dinero que seguramente necesitarán para cosas más importantes. Además se salvarán de ir acumulando cosas que terminarán guardadas o estorbando.

3. Organicen por categorías y respeten el orden

Consejo: Acostúmbrense a guardar todo por categorías. Destinen un espacio para cada tipo de objeto y háganse el hábito de respetar ese orden. Pónganse la regla de regresar siempre todo a su lugar correspondiente.

Beneficio: Siempre encontrarán algo cuando lo necesiten. Tendrán una casa más organizada y, por ende, una vida más organizada.

4. Tengan sólo la ropa que amen

Consejo: Procuren tener sólo la ropa que les encanta usar. No guarden ropa que nunca se van a poner. Sean realistas y atrévanse a deshacerse de la ropa que no les gusta (aunque esté nueva o haya sido un regalo).

Beneficio: Será más fácil decidir qué ponerse todos los días, su ropa estará en mejor estado y, lo mejor de todo ¡tendrán menos ropa que lavar!

5. Eviten acumular

Consejo: Traten de mantener la casa libre estorbos. No guarden por guardar. Si ven que algo no tiene una razón para estar ahí, ¡sáquenlo de la casa!. Hagan depuraciones de vez en cuando. Agarren un fin se semana, pongan buena música y dedíquense a sacar todo lo que no sirve.

Beneficio: Tendrán una casa y una vida ligera. Si un día necesitan volverse a mudar, podrán hacerlo rápido y sin cargar con tantas pertenencias.

6. Hablen de finanzas

Consejo: No le tengan miedo a hablar de dinero. Sean claros con lo que gana cada quien y en qué se lo están gastando. Pónganse metas de ahorro para ciertos objetivos (desde un viaje hasta un fondo para cuando estén viejitos y ya no puedan trabajar). Sírvanse una cerveza, saquen un cuaderno, hablen del tema y tomen notas.

Beneficio: Serán una pareja más fuerte y más unida. Tendrán finanzas sanas y siempre sabrán la situación económica en la que se encuentran.

7. No se comparen con otras parejas

Consejo: Si ustedes están felices, no importa lo que hagan o tengan los demás. No se sientan mal si ven que otras parejas compran ciertas cosas o viven ciertas experiencias que ustedes no. La sociedad está llena de apariencias. Concéntrense en lo más importante que, aunque suene cursi, es el amor.

Beneficio: Aprenderán a encontrar satisfacción en las cosas más sencillas. Esto les ayudará a tener una relación feliz, sin necesidad de perseguir bienes materiales.

Tikis y Mike, espero que estos consejos les sean de utilidad. Les deseo lo mejor en esta nueva etapa y que al igual que Laiza y yo, disfruten de todos los beneficios de llevar un estilo de vida minimalista.