Un robot llamado ego

un robot llamado ego

Todos tenemos un robot que vive dentro de nosotros.

Un robot programado para:

– Buscar la aprobación de los demás
– Luchar por tener la razón
– Analizar y criticar a otros
– Sentirse afectado por lo que hacen otras personas
– Reproducir historias del pasado
– Querer controlar cada situación
– Y múltiples funciones más

A lo largo de nuestra vida, este robot se ha vuelto tan fuerte que ha logrado dominarnos por completo, controlando nuestras conductas y reacciones.

Este robot se llama ego y es la causa de muchos de nuestros problemas. La buena noticia es que, al igual que cualquier aparato electrónico: podemos apagarlo de vez en cuando.

¿Qué sucede cuando el ego está apagado?


– Nos volvemos más humanos, más libres, más compasivos
– No juzgamos, porque nos damos cuenta que todos somos imperfectos
– Sentimos aceptación, hacia nosotros mismos y hacia los demás
– No nos afecta lo que otros digan o hagan, pues entendemos que todo es obra de sus respectivos egos
– Aceptamos las cosas como son, porque nos damos cuenta que no podemos controlarlo todo
– Vivimos como nos nace, pues ya no hay necesidad de impresionar, igualar o superar a nadie
– Sentimos paz, calma y receptividad

Esto no significa aceptar injusticias, sino observar las cosas desde nuestro lado humano antes de permitir que el ego haga de las suyas.

Tampoco creo que podamos apagarlo para siempre, pues el ego es parte de nosotros y también tiene funciones esenciales.

¿Cómo apagar el ego?

La verdad no lo sé del todo, pues es algo en lo que apenas estoy trabajando. Sin embargo, puedo compartirte algunas ideas basadas en mis primeros intentos.

1. Date cuenta de que existe
Reconoce la existencia de tu ego y obsérvalo con curiosidad. ¿Cómo se comporta? ¿Qué decisiones toma? ¿Qué opiniones tiene? ¿Cómo reacciona? No lo veas como algo malo, sólo date cuenta que está ahí.

2. Identifícalo como un ser aparte
Una vez que ya observaste al ego, percíbelo como algo separado de ti. Imagina que es un robot que tiene acceso a tu mente, pero que no eres tú. De nuevo, no lo veas como un enemigo, sólo identifícalo.

3. Hazte su socio
Platica con tu ego y pónganse de acuerdo en qué decisiones van a tomar. Discutan si vale la pena enfadarse por algo, si es realmente importante obtener el reconocimiento de alguien, si existe alguna manera de ser más compasivos con los demás.

4. Ten paciencia
Es probable que muchas veces el ego te ignore y actúe por su propia cuenta sin consultarte. Esto es normal, pues durante toda su existencia, el ego se ha acostumbrado a actuar solo. Cuando veas que el ego actúa sin hacerte caso, no te enojes con él ni contigo, sólo date cuenta de lo que acaba de pasar.

5. Practica hasta soltarlo
Esto es algo que aún no he logrado, pero la idea es que con la práctica, el ego se irá debilitando y tu lado humano será mucho más presente. Podrás vivir con más aceptación y menos sufrimiento mental.

Te invito a conocer a tu ego, investígalo con curiosidad, como si se tratara de un juego. Verás como empieza a cambiar por completo tu forma de ver las cosas.

Podcast: Consejos para depurar tu casa

Depur hori.jpg

En este episodio comparto algunas recomendaciones, basadas en mi experiencia, sobre cómo depurar tu casa bajo una visión minimalista.

Algunos temas de los que hablo son:

· Qué es depurar
· Cómo tomar decisiones (qué se queda y qué se va)
· Cómo empezar
· Qué hacer con lo que no quieres
· Vivir con personas no minimalistas

Espero que te sea útil.

Acá a las ligas:

iTunes

iVoox

Soundcloud

Quiero una vida de lujos

lujos.jpg

Quiero tener el lujo de vivir sin prisa
de preparar y disfrutar mis alimentos con calma
de dormir lo suficiente
de tener tiempo para contemplar la vida

Quiero gozar el lujo de ser yo mismo
de no sentir la necesidad de impresionar a nadie
de seguir mis ideales
de hacer las cosas que más disfruto
y poder vivir de ellas

Quiero vivir con el lujo de no tener miedo
de aceptar lo que venga
de adaptarme a cualquier situación
de no esperar nada
de morir con una sonrisa

Y sobre todo quiero tener el lujo más grande de todos:
el lujo de ser feliz ahora… con o sin lujos.

¿Y a ti qué lujos te gustaría tener en tu vida?

—–

¡Un vida de lujos es posible!

Todo depende de los cambios que realices en tu entorno y en tus hábitos.
Si te interesa crear una vida más simple, con más calma ¡y llena de lujos!
quizá te interese tomar mi curso en línea «Del Caos a la Calma»
AQUÍ puedes ver toda la info.

Una vida sin (tantas) noticias

Una vida sin noticias.jpg

Durante muchos años pensé que era muy importante estar informado acerca de las noticias que suceden en el mundo. Creía que esto me hacía una persona culta y un ciudadano responsable.

Sin embargo, gracias al minimalismo, descubrí que no necesito enterarme de todo lo que ocurre, y que leer tantas noticias:

– Me quita tiempo
– Me hace menos productivo
– Me causa frustración
– Me provoca malestar
– Me roba espacio mental

Además, me di cuenta que muchas veces, usaba las noticias como pretexto para distraerme, procrastinar y evadir mi propia realidad.

Así que dejé de leer noticias.

No significa que no esté al tanto de lo más relevante, pues basta con navegar 5 minutos en Facebook para enterarme de la noticia de la semana. Tampoco vivo cegado de la realidad. Simplemente considero que consumir información en exceso no me hace ningún bien.

¿En qué me ha beneficiado?

Una vez que abandoné el impulso de dar click a cada noticia “importante”, empecé a notar varios beneficios:

Más productividad
Me distraigo menos en los grandes problemas del mundo y me enfoco más en los pequeños problemas de mi vida.

Menos agobio
Estoy consciente del sufrimiento que hay en el mundo, pero no me agobio por las tragedias que suceden día con día. Mi reflexión es: si no voy a hacer algo para ayudar, no sirve de nada que me entere.

Más claridad mental
Mi mente está más limpia. Esto me da energía y motivación para crear cosas que contribuyan a hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.

¿Como dejar de ver tantas noticias?

Estas son algunas recomendaciones basadas en mi experiencia que tal vez puedan servirte:

1. Reflexiona
Detente un momento a analizar tu relación con las noticias. ¿Consumes información en exceso? ¿Cómo te perjudica? ¿Te sirve de algo? ¿Cómo sería tu vida si dejaras de leerlas?

2. Ponte filtros
Recuerda que no se trata de vivir bajo una piedra, sino de tomar mejores decisiones sobre tu tiempo y tu atención. Identifica qué tipo de noticias son importante para ti y cuáles son simplemente basura.

3. Vive tu vida
Trata de enfocarte en tu vida, en tus proyectos, en tus relaciones y en cómo estás ayudando a otras personas a vivir mejor. Verás que entre más atención le pongas a tu vida, menos necesitarás consumir información acerca de la vida de los demás.

Podcast: Mindfulness en palabras comunes

mindfulness en palabras comunes

No soy experto en mindfulness, pero tras un año de haber adoptado la meditación como un hábito y aprender acerca del tema por medio de libros y cursos, puedo decir que mi forma de ver la vida hoy es muy distinta a como lo era hace un año.

En este episodio, explico desde mis propias palabras:

– Qué es (y qué no es) mindfulness
– Por qué es importante
– Cómo podemos aplicarlo en nuestra vida
– Qué relación tiene con el minimalismo

Espero que lo disfruten y que se animen a adoptar esta increíble herramienta en sus vidas.

Pueden escucharlo en:

iTunes
iVoox
Soundcloud

Momentos incómodos: por qué son buenos

inco

La vida está llena de incomodidad.

Nos sentimos incómodos cuando:

– Hay tensión a nuestro alrededor
– Alguien hace algo que no nos gusta
– Nos critican
– Tenemos miedo
– Sucede una desgracia
– La situación no es como quisiéramos

¿Y qué hacemos al respecto?
Normalmente vemos esta sensación como algo no deseable, así que tendemos a:

1. Evadirla
Cuando es posible, evadimos la incomodidad. Tratamos de sacarle la vuelta buscando cierto confort.

2. Resistirla
Si no podemos evadirla, la sufrimos con resistencia. Esto puede provocarnos ansiedad, angustia, enojo o estrés.

Pero ¿qué pasaría si cambiáramos nuestra percepción acerca de la incomodidad? ¿qué pasaría si aprendiéramos a aceptarla? ¿qué pasaría si lográramos incluso disfrutarla?

Tal vez sería más fácil encarar nuestros miedos, tal vez enfrentaríamos las situaciones adversas con mayor calma, tal vez seríamos más capaces de abandonar nuestra zona de confort.

La incomodidad como una oportunidad

Últimamente he tratado de ver la incomodidad como una oportunidad para cambiar mi relación con las situaciones que la provocan.

¿Cómo? Cada vez que se presenta un momento incómodo, no intento evadirlo o resistirlo, simplemente lo observo sin juzgarlo.

Al hacer este experimento, me he dado cuenta que:

– La resistencia hace que la incomodidad se haga más fuerte
– Si presto atención a la incomodidad (sin resistencia), ésta se debilita
– Puedo soltar la necesidad (¿o será necedad?) de que todo sea perfecto
– Nada es para siempre (todo es impermanente)
– Llevarme mejor con la incomodidad me ayuda a superar mis miedos
Los momentos incómodos son buenos porque pueden servirnos de práctica para aprender a lidiar mejor con las situaciones difíciles

Creo que cada persona puede descubrir algo diferente haciendo este ejercicio. Si te interesa practicarlo, estas son algunas recomendaciones que te pueden servir:

1. No veas la incomodidad como algo malo, simplemente vívela
2. Siéntala en tu cuerpo, identifica dónde se coloca
3. Observa tus reacciones (¿cómo acostumbras a reaccionar ante la incomodidad?)
4. Sé amable contigo, no te juzgues por sentirla
5. No intentes controlar nada, acepta que las cosas simplemente pasan

Lo mejor de todo, es que cuando hacemos este tipo de prácticas, la vida se vuelve como un juego en el que podemos experimentar y descubrir cosas nuevas.

Espero que esto te sirva y… ¡felices momentos incómodos!

De la publicidad al minimalismo (mi historia en 10 min)

De la publicidad al minimalismo.jpg

Nunca es tarde para darle un vuelco a tu carrera y encontrar tu verdadera vocación.

En este episodio del Podcast Minimal cuento mi historia acerca de cómo pase de trabajar en publicidad a hacer algo completamente diferente.

Puedes escucharlo en cualquier de los siguientes medios:

iVoox
Podomatic
iTunes

Pregúntate esto antes de revisar tu smartphone

Adicción al móvil

Muchas veces me sorprendo a mí mismo revisando mi teléfono por mero impulso. En automático, sin conciencia. Ya sea para ver un nuevo like o peor aún, sólo para abrir y cerrar apps sin sentido alguno.

Si estás leyendo esto, es probable que -al igual que yo- pienses que este hábito de revisar el celular (móvil) cada 5 minutos no nos trae nada bueno, y que nuestra vida sería mejor si hiciéramos un uso más consciente de nuestro tiempo y nuestra atención.

A continuación te comparto una pregunta clave que me está ayudando a, poco a poco, perder menos tiempo en mi smartphone o en redes sociales.

La pregunta es:

¿Cuál es mi intención?

En otras palabras:
¿Para qué lo hago?
¿Qué busco con esta decisión?
¿Qué quiero obtener?

Detenerme a responder esta pregunta antes de revisar mi teléfono o acceder a alguna red social, me ha hecho darme cuenta de que el 90% de las veces no tengo una intención clara.

¿Entonces por qué lo hago? He descubierto que la mayoría de las veces lo hago por una de estas 2 razones: evasión o recompensa.

Evasión
Suelo ver mi celular para evadir momentos incómodos, aburrimiento, silencio o impaciencia. Quizás no haya nada de malo en leer Twitter mientras estoy en la fila del súper, sin embargo he notado que NO hacerlo, me deja lecciones mucho más valiosas:  como fortalecer mi paciencia o enfrentar las situaciones incómodas con mayor aceptación.

Recompensa
Likes, mensajes, retwits… todas estas notificaciones son dulces para el ego que nos hacen sentir aceptados y valorados. Yo soy víctima de esto, pues confieso que la mayoría de las veces que abro Facebook es para ver qué tan bien aceptadas han sido mis publicaciones. Esta tendencia me quita tiempo y me hace sentir insatisfecho, pues me deja le sensación de que mis likes no son suficientes. En cambio, aprender a vivir sin la necesidad de recompensas externas me está dando más enfoque y me está ayudando a apaciguar mi necesidad de aceptación.

No estoy diciendo que el internet sea malo, ni que debamos abandonar nuestros smartphones por completo; mi propuesta es que hagamos un uso más consciente, identificando nuestra verdadera intención cada vez que abramos Facebook, Instagram, WhatsApp, Gmail o lo que sea.

Algunos ejemplos de intenciones claras pueden ser:

-Responder un mensaje importante a un ser querido
-Aprender algo nuevo
-Compartir una experiencia valiosa
-Estar al tanto de nuestros familiares que viven lejos

Cada quien tendrá sus intenciones y todas son válidas, siempre y cuando sean decisiones claras y con consciencia.

––––––

Tal vez te interesen estas 2 publicaciones anteriores:

Smartphone minimal
Facebook minimal

Cómo desperdiciar menos comida (y dinero)

Arte Comida

Durante nuestros primeros meses de casados, era muy común que a mi esposa y a mí se nos echara a perder muchísima comida por no comérnosla.

¿La causa?
Falta de planeación

¿Los efectos?
Comida desperdiciada y dinero tirado a la basura

Hoy, a través de diferentes trucos y hábitos, hemos logrado mantener el refrigerador y la alacena casi libres de sobras y desperdicios (aún nos pasa, pero muchísimo menos).

A continuación te comparto algunas recomendaciones que quizá te puedan ayudar a:

– Gastar menos en el súper
– Desperdiciar menos comida
– Simplificar tu forma de cocinar y comer

1. Haz un menú para la semana

Te tomará unos minutos, pero valdrá muchísimo la pena. ¿Cómo funciona? Simplemente escribe qué vas a desayunar, comer y cenar todos los días.

2. Deja días libres

No llenes todo el menú. Siendo honestos, es muy probable que algún día salgas a comer fuera o te comas lo que sobró del día anterior. Empieza dejando 2 días libres y después vete ajustando. Lo peor que puede pasar es que te quedes sin ingredientes y tengas que ir al súper de nuevo.

3. Repite desayunos y cenas

Cenar y desayunar lo mismo varios días te ayudará a simplificar tus compras (comprarás menos variedad de ingredientes) y será más fácil hacer el menú porque tendrás que pensar menos.

4. Planea recetas compatibles

Procura pensar en platillos que compartan ingredientes. Por ejemplo, si compras tortillas, planea comer tacos 2  veces a la semana, pero cambia el relleno.. De esta manera es más probable que te termines las tortillas. Además ¿quién NO ama los tacos?

5. Ten menos Tuppers

Si tienes muchos Tuppers, guardarás mucha comida que se quedará olvidada al fondo del refrigerador. En cambio, si tienes poquitos, te verás obligado a rotarlos y revisar qué estás almacenando (lo más probable es que encuentres comida que no recordabas)

6. Si puedes, ve varias veces al súper

Esto no es posible para todos, pero una buena idea es hacer súper 2 o 3 veces por semana y comprar en pequeñas cantidades. Esto además te ayudará a tener ingredientes más frescos.

7. No le tengas miedo a tener poco

Estamos acostumbrados a tener comida extra por si hace falta, pero la verdad es que es más probable que sobre a que se necesite. No te asustes en ver el refrigerador semi-vacío, si llega a faltar comida, siempre es posible conseguir algo para preparar.

8. Ten lentejas, arroz y pasta

Son ingredientes que puedes guardar en la alacena y que fácilmente pueden ayudarte a armar una comida. Lo bueno es que estos ingredientes tardan muchísimo en echarse a perder.

9. ¡Sé realista!

Es muy común que queramos preparar recetas sofisticadas y comer muy saludable, pero mi consejo es ser realista. Haz tu mayor esfuerzo por comer sano y diferente, pero también sé honesto contigo mismo y compra en base a tu experiencia previa.

––––

Espero que estos consejos te sean de utilidad. Y recuerda la regla #1 de todo lo que comparto:
Toma lo que te sirva e ignora lo que no te funcione.

Te invito a poner en práctica alguno de estos consejos (el que se te haga más fácil) para la próxima vez que vayas al súper.

¿Tienes algún consejo?
Si hay algo que hagas para desperdiciar menos comida y/o dinero ¡compártelo en los comentarios!

Pd. Tal vez te interese ver leer mi post sobre «Beneficios de una cocina minimal»

Podcast: El minimalismo te cambia la vida

Podcast Almu.jpg

Para que el minimalismo tenga un impacto real en nuestra vida, es importante recordar que esta filosofía va mucho más allá de únicamente tener pocas pertenencias.

Se trata de vivir con consciencia, de soltar apegos y prestar atención a lo verdaderamente importante.

Alrededor del mundo hay muchísimas personas que han adoptado este estilo de vida. Escuchar sus testimonios siempre resulta inspirador y nos ayuda a fortalecer nuestra decisión de seguir en este camino hacia una vida más simple y con más sentido.

En esta ocasión, platiqué con Almu Blanco, una chica minimalista que tiene muy claro el trasfondo que hay detrás de este estilo de vida.

Los invito a escuchar su historia en este nuevo episodio del Podcast Minimal:

Soundcloud
iTunes

iVoox